ESPCATENG
Buscar
Enviar

Delitos fiscales

El delito fiscal, en su modalidad no agravada o básica, comporta penas de prisión de uno a cinco años cuando la cuantía defraudada supera los 120.000 euros. Existe un sub-tipo agravado si la cuantía defraudada supera los 600.000 euros, entre otros supuestos, siendo la pena de prisión de dos a seis años, con lo que el plazo de prescripción del delito es de diez años, en lugar de los cinco años de prescripción para el tipo básico. Existe la posibilidad de eludir la responsabilidad penal si se regulariza la situación tributaria antes de la notificación del inicio de actuaciones por parte de la Administración, o si no existen actuaciones, antes de ser notificada la denuncia o querella formulada por el Ministerio Fiscal. La regularización no actúa como un supuesto de excusa legal absolutoria, sino como un supuesto de atipicidad delictiva.

 

Dentro de los tipos delictivos contra la Hacienda Pública las situaciones en las que más comúnmente intervenimos son:

 

  • Infracción de normas tributarias.
  • Defraudación tributaria.
  • Omisión del deber de declarar.
  • Elusión de pagos.
  • Obtención indebida de devoluciones.
  • Disfrute ilícito de beneficios fiscales.
  • Actos o negocios simulados.
  • Responsabilidad de las personas jurídicas.
  • Agravante de organización.
  • Excusas absolutorias.
  • Economía de opción.
  • Regularizaciones.
  • Prescripción del delito fiscal.
  • Delito contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social.
  • Delitos de fraude de subvenciones.
  • Delito contable.
  • Delito contra la Hacienda de la Unión Europea.

¿Necesita ayuda?

Nombre*:
E-mail*:
Teléfono*:
¿En qué podemos ayudarle?*:
Enviar *Campo obligatorio.