ESPCATENG
Buscar
Enviar

Conducción bajo los efectos de drogas

Conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas conlleva una pena de entre tres a seis meses de prisión, multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.

 

Además, perderá el permiso de conducir por un periodo que puede abarcar entre uno y cuatro años.

La detección de droga en la conducción se realiza a través de un test indiciario de droga, a través de la saliva del conductor. Si el resultado del test es positivo, el conductor puede solicitar una prueba de contraste (análisis de sangre u orina).

 

 

Negativa a someterse a las pruebas de alcohol y drogas.

 

El delito de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia o de drogas está castigado con penas de prisión de seis meses a un año, no con multa, a diferencia del delito de alcoholemia. Anteriormente se había producido la paradoja que salía menos perjudicado el conductor que no se sometía a las pruebas que el que si lo hacía. Ahora,  negarse a realizar las pruebas es más arriesgado que realizarlas cuando se conduce bebido, y ello por cuanto no existe la pena alternativa de multa, y además lleva aparejada la pena de privación del derecho conducir vehículos a motor por un tiempo de uno a cuatro años.

¿Necesita ayuda?

Nombre*:
E-mail*:
Teléfono*:
¿En qué podemos ayudarle?*:
Enviar *Campo obligatorio.