ESPCATENG
Buscar
Enviar

Aceptación herencia

La aceptación es una declaración por la que el sucesor manifiesta su deseo de convertirse en heredero del fallecido. La aceptación de la herencia puede realizarse de dos maneras:

 

  • De forma expresa, en documento privado o mediante escritura notarial (esta última forma resulta obligatoria cuando, por ejemplo, queremos vender a un tercero la vivienda que estamos heredando).
  • De forma tácita, es decir, cuando la aceptación de la herencia se sobreentiende por la realización de aquellos actos destinados a tomar la posesión de los bienes que nos han sido otorgados.

 

La persona llamada a heredar puede optar por una de las vías siguientes:

 

  • Aceptar la herencia “simplemente”. Aconsejamos esta vía si existe la seguridad de que las deudas del fallecido no superan el importe de los bienes dejados en herencia. Si no fuera así, el heredero respondería de las deudas de la herencia con sus propios bienes.
  • Aceptar la herencia “a beneficio de inventario”. Aconsejamos esta vía si se duda de la solvencia del fallecido. En este caso, el heredero sólo responderá de las deudas del causante hasta el límite del importe de los bienes que son adjudicados por herencia.
  • Repudiar la herencia. En este caso, el sucesor rechaza de forma expresa la herencia. Debe hacerse en escritura pública ante Notario o bien judicialmente.

¿Necesita ayuda?

Nombre*:
E-mail*:
Teléfono*:
¿En qué podemos ayudarle?*:
Enviar *Campo obligatorio.